5 errores a evitar en vacaciones

el

Cada vez que nos enfrentamos a un viaje siempre pasamos por las mismas fases. Elegir destino, buscar alojamiento, realizar el viaje, regresar y contarlo a nuestros amigos familiares y conocidos. Y en cada una de las fases que hemos descrito antes, cometemos algún error. No es que sean complicados o difíciles de evitar, pero no está de más recordar cuáles son para que una vez que nos veamos retratados, podamos cambiarlos o evitarlos en su justa medida según llegue la ocasión. ¿O no seremos capaces de evitarlos?

1. Seguros de estar seguros. Esta recomendación para tus vacaciones es válida para todas las fases. Porque siempre es mejor esperar un poco que perder un vuelo. O contratar un seguro de cancelación, médico, al alquilar el coche… nunca pasa nada: hasta que pasa. Por experiencia, siempre os recomendamos que penséis en la seguridad.
2. En los mapas todo está más cerca. Os suena esa frase que todos hemos terminado utilizando algún día de: “pero si está al lado del centro, no esta tan lejos de la playa, no nos va a hacer falta coche…” ¿Y que nos pasa luego? Pues eso, si vas a unas vacaciones para tener aventura, senderismo o vas con la idea de caminar mucho, perfecto. Pero si eres de lo que quiere descansar ya sabes que las distancias con 40 grados de calor en agosto se hacen más largas. Así que mucho cuidado con lo que tienes que moverte y desplazarte.
3. Síndrome del turista. Antes de llegar al lugar de destino ya tenemos hecha una lista con todas las cosas que queremos ver. Esto está genial. Pero hay que tener cuidado con la lista. Es decir, no se puede ver todo en un día. O al menos no se puede ver todo BIEN VISTO en un día. Así que hay que priorizar en lo que se quiere hacer en vacaciones, para no tener el síndrome del turista y estar pegado a unos horarios, una ruta y tu cámara. Disfruta de tu tiempo, de tus vistas y de tu momento.
4. No ser honesto contigo mismo. Si lo que te apetece realmente es tirarte en la playa ‘vuelta y vuelta’ no te sientas culpable por no ir a visitar la iglesia románica del pueblo que esta a 5 kilómetros por una ruta en la montaña. No finjas, te engañas solo a tí mismo. Y si tienes que hacer planes por tu cuenta fuera de tu grupo, porque eso es lo que te apetece: ¡HAZLO! Son tus vacaciones y no tienes que quedar bien con nadie.
5. Tirar por lo fácil. Con toda la información que tienes a tu alcance gracias a tu smartphone, ya no tienes tanta excusa para que te engañen en un bar con las típicas trampas para turistas. Documentate antes de visitar un monumento, hacer una ruta, acudir a una playa o ir a comer a un restaurante. Si vas a lo cómodo y lo fácil es más probable que te pierdas algo que merecía mucho más la pena. Antes de actuar, piensa un segundo, valora y busca la mejor opción para tí. Al final, el más agradecido vas a ser tu mismo y tus vacaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s